yassAlfa en los MediosLeave a Comment

Las bicicletas son para el verano, decía la obra de teatro y la película de Fernando Fernán Gómez, y las viviendas, también. Y es que los meses estivales son de largo los mejores para colocar en el mercado una vivienda, porque los compradores tienen más tiempo, más tranquilidad y más predisposición, y porque los vendedores echan el resto sacando sus productos como nunca antes lo habían hecho en otras épocas del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *